Nuevo polímero, para llevar hidrógeno en el bolsillo

servicios

Nuevo polímero, para llevar  hidrógeno combustible en el bolsillo, es la nueva noticia.

Un nuevo polímero compacto y flexible, podría permitir llevar un recipiente plástico con  hidrógeno, de forma segura en el bolsillo.

El hidrógeno tiene un gran potencial como fuente de energía limpia en el futuro.

contenedores-de-hidrogenoEl reto es que el gas hidrógeno es difícil de almacenar y transportar con seguridad.

La intensidad con la que se quema puede haber hecho del hidrógeno líquido la fuente de combustible ideal.

Incluso habría sido la elección, estrella para la industria espacial, pero sólo puede licuarse a temperaturas extremadamente bajas.

Ahora un equipo de investigación japonés ha inventado un polímero compacto y flexible que podría ser utilizado para crear un contenedor de plástico para hidrógeno que es seguro para llevar en su bolsillo.

Los investigadores de todo el mundo han estado buscando durante algún tiempo una forma de almacenar mejor el hidrógeno.

Esto permitiría que pueda ser aprovechado más ampliamente como fuente de combustible.

El almacenamiento

En esta etapa, la atención se centra en el desarrollo de almacenamiento compacto de hidrógeno para la industria automovilística, principalmente.

Sin embargo, no es el único destino,  otras pequeñas aplicaciones, como móviles y dispositivos de uso en lugares remotos, también.

Los actuales vehículos con pilas de combustible de hidrógeno como la celda de combustible Clarity de Honda no queman hidrógeno.

Lo que hacen es, fusionar gas hidrógeno con oxígeno del aire para generar electricidad.

El hidrógeno, es por tanto almacenado en tanques caros y altamente presurizados construidos para soportar impactos extremos.hidrogeno

Aquí es donde el nuevo polímero de los investigadores de la Universidad de Waseda se muestra prometedor.

Estos han demostrado, que su nuevo polímero de cetona / alcohol es seguro de manejar y transportar incluso cuando está lleno de gas de hidrógeno.

El descubrimiento se inspiró en estudios recientes sobre compuestos orgánicos absorbentes de hidrógeno.

Estos estudios mostraron el potencial de los polímeros como una forma práctica de almacenar el hidrógeno.

La idea es que los compuestos  se pueden almacenar de manera segura y reversible  formando enlaces químicos con él hidrógeno.

Hasta ahora, estos compuestos son transportados en tanques especiales a alta presión o con temperatura controlada.

La liberación

El rompecabeza de los científicos, es descubrir una manera segura y conveniente de liberar el hidrógeno del compuesto.

La solución de la Universidad de Waseda se creó mediante el desarrollo de un polímero de una cetona llamada fluorenol.

El fluoreno es un compuesto orgánico que se utiliza actualmente para hacer medicamentos contra la malaria.

El polímero se puede moldear como una lámina de plástico y puede fijar el hidrógeno mediante una simple hidrogenación electrolítica a -1,5 V (frente a Ag / AgCl) en agua a temperatura ambiente.

Cuando se calienta a 80 ° C (176 ° F) con un catalizador de iridio acuoso, el polímero de flourenol libera entonces el hidrógeno.

Estos son, como explica el investigador en un documento sobre el descubrimiento, “condiciones suaves”, utilizando (básicamente) el agua, el calor y el iridio, que es ampliamente utilizado en la electrónica y la industria automotriz, industrial y médica.

Los investigadores explicaron que: “La capacidad teórica de almacenamiento de hidrógeno del fluorenol es 1,1% en peso. Ello equivale a 0,29% en peso como sistema de polímero de fluorenol, sin embargo,  preveen incrementar su mejora mediante el uso de, por ejemplo, piperazina tetranol (2,8% en peso) “.

En esta etapa, estos parecen rendimientos de energía bastante bajos, pero vale la pena señalar que como los investigadores están comparando un gas con un sólido por peso, estamos hablando de un gran volumen de gas hidrógeno en comparación con el polímero.

Así que hay razones para ser optimista.

El polímero resultante es seguro y fácil de manejar, moldeable, robusto, no inflamable y posee baja toxicidad.

Y se puede poner a través de ciclos repetidos de fijación y liberación de hidrógeno en condiciones suaves sin deterioro significativo.

Esto significa que las formas futuras del polímero se podrían utilizar para crear un envase plástico para el hidrógeno.

Los futuros usos potenciales son inspiradores.

Aparentemente es el comienzo de una era en la que podría transportarse hidrógeno, en cartuchos que liberen combustible.

Su uso sería enorme en  vehículos y otros dispositivos, o en sistemas de suministro de para hogares, empresas e industrias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*